El defensa central español del París Saint-Germain Sergio Ramos vuelve a ser baja en la convocatoria del equipo para afrontar al Mónaco.

El parte médico del club señala que el exjugador del Real Madrid, que solo ha jugado un partido con su nuevo equipo, “continúa su preparación individual y colectiva estos próximos días con el objetivo de integrar el grupo la semana próxima”.

“Esperemos que la evolución sea buena y pueda estar con el equipo antes de que acabe el año”, dijo el técnico, Mauricio Pochettino, en la rueda de prensa previa al duelo.

Ramos, de 35 años, llegó el pasado verano al PSG pero una serie de lesiones fue retrasando su debut, que se produjo finalmente el pasado 28 de noviembre contra el Saint-Etienne.

Tras ese duelo, el club aseguró que el defensa sufría “una fatiga muscular” que volvió a alejarle del trabajo colectivo.

Pochettino consideró que el hecho de que jugara todo el partido contra el Saint-Etienne no agravó sus problemas físicos.

“Se sentía bien, era un partido donde toda la segunda y parte y parte de la primera tuvimos un jugador más, el nivel de exigencia física era más bajo”, señaló.

“Llevaba mucho tiempo sin jugar, hizo un partido competitivo, pero no creo que esa fuera la causa de sus problemas”, comentó.