Sergio Pérez finalizó en el tercer lugar del Gran Premio de Italia, donde Daniel Ricciardo ganó y Lando Norris completó el 1-2 para McLaren.

Sin embargo, una penalización de cinco segundos, por cortar la chicane en maniobra sobre Charles Leclerc (Ferrari), lo mandó al quinto puesto.

“Era mi curva y, si intentaba no cortar la pista, prácticamente íbamos a tener un incidente cien por ciento seguro.

“Entonces, por nuestro lado, pensábamos que habíamos tomado acción para no tener el contacto; y bueno, al final ésta no nos perjudicó”, explicó ‘Checo’ a los micrófonos de FOX Sports en Monza.

“Creo que hubiera sido lo mejor (ceder la posición), pero en su momento creo que el equipo era lo que esperaba”.

Es decir, el mexicano podía ceder su lugar en pista, pero el equipo determinó pagarlo al final y la estrategia, en el papel, minimizó los daños.

Además, Pérez reconoció que a “los McLaren era imposible de llegarles, eran bastante rápidos, muy buen ritmo y era complicado de llegarles”.

Sergio Pérez, Finalmente, se enfocará en el trabajo de F1 en un par de semanas.

“No tuvimos unas buenas tres carreras, no ha estado todo de nuestro lado, pero creo que este fin de semana fue positivo, mejoramos bastante y creo que podemos dar otro brinco para Rusia”.

TE PUEDE INTERESAR: GP de Italia: Daniel Ricciardo ganó en un ardiente trazado de Monza