Sergio Busquets, centrocampista del Barcelona, reconoció que "no es el
mejor momento dentro del club", esquivó analizarlo afirmando que
necesitaría "seis horas", y se centró en lo deportivo enfocando "una
nueva oportunidad" de cambiar los malos resultados del pasado curso.

"Una
cosa es lo que pasa fuera del campo, que es verdad que no es el mejor
momento dentro del club, no lo voy a detallar porque me podría tirar
seis horas y otra lo que pasa dentro", defendió Busquets cuando fue
preguntado por un verano convulso en la institución del Barcelona.

El centrocampista hizo autocrítica de lo deportivo, admitiendo que al vestuario le afectó no estar bien.

"No fue nuestro mejor año, se nota a nivel individual y colectivamente.
El fútbol es un deporte de equipo en el que si no estás bien
colectivamente hace que no estés. No fue un buen momento, ya ha pasado y
tenemos una nueva oportunidad. Han cambiado cosas, tenemos la esperanza
de que todo vaya mejor".