Una vez confirmada la deuda millonaria del Barcelona por su propio presidente, Joan Laporta, habrá más jugadores que se bajarán el salario para ayudar a tratar con la crisis.

Gerard Piqué ya fue el primero y ahora parece que será turno de Sergi Roberto, así lo dio a conocer el diario Sport.

Aunque varios aficionados pidieron su salida del club por bajo rendimiento, el actual tercer capitán del club renovará su contrato aceptando cobrar menos y sería hasta 2024; reveló el medio catalán.

Tras diez años en el primer equipo blaugrana, el futbolista de 29 años tuvo algunas posibilidades de marcharse este verano; sin embargo, Ronald Koeman lo ve como pieza importante para la plantilla.

Sergi Roberto puede jugar, tanto como lateral, como de mediocampista, lo cual le llena el ojo al técnico holandés sobre todo con la falta de recursos para fichar grandes nombres.

En la entrevista postpartido de Piqué en el Barcelona 4-2 Real Sociedad, afirmó que los cuatro capitanes del equipo serán los primeros en bajarse el sueldo, por lo que después de Roberto, vendrían Sergio Busquets y Jordi Alba.