Los exámenes médicos a los que se sometió Paulo Dybala excluyeron lesiones musculares, después de que la Joya se retirara con molestias del partido liguero empatado el sábado contra el Venecia.

Dybala se sometió a unos controles en el J Medical, el centro médico de propiedad del Juventus, y seguirá “controlándose a diario”, informó el cuadro turinés.

Se trata de un alivio para el argentino, que se retiró visiblemente preocupado el sábado a los doce minutos del duelo liguero empatado 1-1 con el Venecia.

La Joya marcó ocho goles en esta temporada en 17 partidos.

Intentará recuperarse a tiempo para el partido del próximo sábado contra el Bolonia.

EFE