Se cumplen 25 años del fichaje del delantero brasileño Ronaldo Nazario por el Barcelona, que se convirtió en jugador blaugrana el 17 de julio de 1996, mientras se encontraba concentrado con su Selección en Miami para disputar los Juegos Olímpicos de Atlanta.

El vicepresidente deportivo del club en ese momento, Joan Gaspart, fue el encargado de cerrar la operación en Estados Unidos, a pesar de los impedimentos de la Selección Brasileña que dificultaban la operación. Pero finalmente, el brasileño acabó recalando en el equipo culé, en la que sería la única temporada de Bobby Robson en el banquillo.

Ronaldo fue presentado como nuevo jugador del Barcelona en agosto de 1996, tras haber disputado las dos últimas temporadas a un gran nivel en el PSV Eindhoven.

En el conjunto blaugrana, sin embargo, solo permaneció una temporada, pero a un nivel absolutamente espectacular. Y es que Ronaldo marcó 47 goles en 49 partidos, además de repartir nueve asistencias. 34 goles fueron en La Liga, proclamándose Pichichi del campeonato y Bota de Oro europeo.

El ‘9’ brasileño, en solo un año, se proclamó campeón de la Copa del Rey, la Supercopa de España y de la Recopa de Europa con el Barça, hasta que en verano de 1997 se marchó al Inter de Milán, que pagó al club catalán los cuatro mil millones de pesetas (24 millones de euros) de su cláusula de rescisión.

Además, Ronaldo Nazário ganó el FIFA World Player tanto en 1996 como en 1997, y fue Balón de Oro de 1997 tras su magnífico año como blaugrana, mientras que en 1996 fue Balón de Plata. Una etapa corta pero muy intensa del brasileño en Can Barça.

Ver más: POPOVICH CONSIDERA EL DUELO FRENTE A ESPAÑA “EL MÁS IMPORTANTE” PARA EE. UU.