La suplencia de Ousmane Dembélé en la final de la Copa del Rey entre Athletic Club y Barcelona puede sentar un precedente definitivo en su futuro con el cuadro blaugrana.

El francés fue el sacrificado por Ronald Koeman para priorizar la titularidad de Ronald Koeman y de acuerdo con el diario Sport, esa decisión del técnico neerlandés podría cambiar la decisión del atacante francés en cuanto a su renovación de contrato.

“Los gestos del jugador, mucho más integrado en la plantilla, parecían indicar que su deseo era seguir en el Barça. Se siente muy a gusto en Barcelona, pero también sabe que aquí no se le pagará como en otras partes. Y más si sale libre. Su gran argumento para quedarse era deportivo, pero la suplencia en la final de Copa es un auténtico torpedo a sus expectativas”, apuntó el rotativo catalán.

Reportes indican que el Barcelona le ofrece a Dembélé renovar por tres temporadas, pero el francés y su entorno pretenden alargar las conversaciones hasta el verano para tener ventaja en la negociación, pues el actual contrato entre las partes finaliza en 2022.

“La estrategia del nuevo director de fútbol, Mateu Alemany, es clara. Van a forzar la máquina para que Dembélé y su entorno se definan antes de finalizar la temporada. Si Dembélé no responde afirmativamente a la oferta de renovación, el club le pondrá sí o sí en el mercado y pretendientes no van a faltar.Y esperan que Dembélé se avenga a salir porque, de lo contrario, se generaría un auténtico problema”, añadió el diario Sport.

Ver más: ¡NACE LA NUEVA SUPERLIGA EUROPEA DE FUTBOL!