Dejar ir una ventaja tan amplia por segundo juego consecutivo, habría sido una catástrofe para Braves; situación que no ocurrió en el Juego 6 de la Serie Mundial y ahora sí pudieron coronarse en las Grandes Ligas al blanquear 7-0 a Astros y quedarse con la serie 4-2.

Tuvieron que pasar 26 años para conseguir el cuarto título en la historia de la franquicia, pero su segundo en Atlanta. Si en 1995 era Chipper Jones y compañía, ahora pasó a manos de Freddie Freeman y su séquito para darle una alegría al estado de Georgia.

Brian Snitker depositó su confianza en Max Fried, y no falló: El abridor de Braves tuvo una labor de seis entradas, donde permitió cuatro hits y recetó seis ponches.

Contrario, Dusty Baker no corrió con la misma suerte, puesto que Luis García tuvo una lamentable apertura en 2.2 innings, permitiendo un cuadrangular de tres carreras de Juan Soler, un palo de vuelta entera que apagó el Minuto Maid Park desde el tercer rollo.

La ofensiva de Atlanta estuvo encendida; y Dansby Swanson repitió la dosis a Cristian Javier en la quinta entrada, con un jonrón de dos carreras; mientras que Freddie Freeman puso la sexta rayita con un doble, y llevándose por delante a Jorge Soler.

Para la fatídica séptima entrada, el emblema de Braves volvió a aparecerse; y con un palazo potente por todo el jardín central, volvió a dar la vuelta entera al cuadro para apagar toda ilusión de Astros.

Se termina la maldición de los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 para Braves, quien después de perder dos Clásicos de Otoño en este tiempo (1996 y 1999), por fin amarraron su cuarto anillo histórico. Hay que recordar que su primera Serie Mundial fue en 1914 cuando eran los Boston Braves, y su segunda en 1957 cuando eran denominados Milwaukee Braves; hasta que en 1995 por fin ganaron con los Atlanta Braves.

REVIVE LAS MEJORES ACCIONES DEL JUEGO 6: