Santos consiguió una mínima ventaja en casa ante Tigres en la ida de cuartos de final.

Los Guerreros salieron con mucha intensidad y a presionar al rival desde el primer minuto y fue Diego Valdés que abrió el marcador al 4′ con un soberbio remate de cabeza.

Eduardo Aguirre aprovechó los espacios que brindó la central de los universitarios y aumentó la ventaja.

En la segunda mitad, los dirigidos por Miguel Herrera se apoderaron del balón y buscaron el descuento de forma incesante.

Cuando parecía que los locales se saldrían con la suya, André-Pierre Gignac sacó una genialidad con un disparo de fuera del área y anotó un golazo al minuto 74. 

Aunque los pupilos de Guillermo Almada tienen ventaja, los felinos solamente tendrían que ganar por un gol para acceder a las semifinales.