Sergio Pérez recibió una sanción de un puesto en la parrilla de salida para el GP de la Toscana, y la reducción de un punto en su licencia de piloto.

'Checo' fue encontrado culpable por los comisarios por el incidente que protagonizó con Kimi Raikkonen durante la Práctica 2 en el Circuito de Mugello.

"El auto del piloto '11' fue advertido por su equipo de la aproximación del auto '7' y del '23' a su salida de los boxes. Hubo una bandera azul antes de la curva 1 y era evidente que vio a Raikkonen por los espejos", se lee en el comunicado.

Durante la segunda sesión, el piloto de Racing Point se encontró con el finlandés a la salida de pits, por lo que chocaron, y dejaron escombros en la pista, por lo que salieron las banderas rojas por unos minutos hasta que la limpiaran:

"Es muy difícil ver a otro carro cuando te acercas al final de los pits, el ángulo para reincorporarte a la pista es complicado", mencionó Sergio Pérez.

Agregando que "sabía que Kimi estaba cerca, pero es difícil juzgar la distancia entre los autor y no pude evitarlo, tristemente".

Para finalizar, los comisarios mencionaron el por qué no se le sancionó más fuerte a 'Checo'.

"Creemos que se merece mitigar la penalización; reducimos este tipo de infracción de tres a una posición en la parrilla de salida porque consideramos que el auto '11' iba saliendo de pits y el '7' iba en vuelta rápida".