Rustu Recber ofreció una entrevista para el diario español As, y mostró su agradecimiento al Barcelona por lo que hicieron cuando se debatía entre la vida y la muerte a causa del COVID-19. 

"No olvidaré todo lo que el Barça hizo por mí cuando me moría por el coronavirus”, confesó.

Contó que recibió mensajes y buenos deseos de parte del presidente, Josep María Bartomeu y de todo el club: “Me dieron un gran apoyo durante y después de mi enfermedad".

Agregando que "en particular, Carlos Naval y Chemi Teres me transmitieron los buenos deseos del presidente y del club. En momentos como estos, los pequeños detalles no deben ser olvidados (…) Quiero expresar mi infinito agradecimiento a todos, especialmente al señor Bartomeu”, expresó emocionado.

Recber explicó los métodos que utilizaron en Turquía para ayudarlo a vencer el virus:

“Fue un proceso de tratamiento muy difícil y largo para mí (…) Hay una cura para este virus que nuestro Ministerio de Salud ha implementado. Los médicos aplicaron este método extensivamente durante diez días y pusieron mucho esfuerzo en ello”.

Por último, Rustu alabó a Xavi Hernández como persona y expresó que sería un gran director técnico para la institución:

“Creo que va a hacer grandes cosas cuando llegue como entrenador (…) Alguien con conocimiento y capacidad es vital para un equipo tan grande como este”, concluyó.