Rusev volvió a mostrar toda su potencia física en Smackdown y sigue como campeón de Estados Unidos.

El "Bruto búlgaro" venció a Kalisto en la revancha por el Título de Estados Unidos, tras Extreme Rules y cuando lo iba a rematar, Titus O'Neil apareció para ayudarlo y desafiar al gigante.