Tras la sorpresiva victoria del Olympique Lyonnais sobre el Manchester City de Pep Guardiola, Rudi García, director técnico de la escuadra francesa, reveló que la confianza en sí mismos fue la clava para derrotar a un todopoderoso como el equipo inglés.

"No éramos favoritos, pero creíamos en nosotros mismos", manifestó el estratega, quien le ganó la partida de ajedrez a un dos veces campeón de UEFA Champions League.

García destacó el "espíritu de trabajo" de todos los jugadores del Lyon y se mostró orgulloso de los jugadores que saltaron al césped y de todo el grupo.

También tuvo palabras de elogio para el delantero Dembelé, que, según reconoció, se quedó "desilusionado" por no salir de inicio, pero que, tras entrar en el minuto 75, marcó dos goles.

Ver más: LA REAL SOCIEDAD NO ESTARÍA INTERESADA EN JOSÉ JUAN MACÍAS