Nico Rosberg no ocultó su molestia tras el GP de Austria.

Cuando parecía que el alemán se llevaría la carrera, apareció Lewis Hamilton para quitársela y relegarlo hasta la cuarta posición tras el accidente.

El líder del campeonato criticó a su coequipero de Mercedes, y defendió su posición en el trazado de Spielberg.

ESCÚCHALO