Ronaldinho Gaúcho fue puesto en libertad tras seis meses detenido en Paraguay, después de que el juez de garantías aceptara en audiencia preliminar la suspensión condicional del proceso por el que estaba imputado, por uso de pasaportes con contenido falso.

Aunque el exfutbolista y su hermano, Roberto de Assis Moreira, fueron arrestados en marzo, solamente pasaron un mes en prisión.

Tras pagar una multa millonaria que habría sido de aproximadamente 1.6 millones de dólares, fueron trasladados a un hotel local, donde permanecieron hasta ahora cumpliendo reclusión domiciliaria.

Ronaldinho se presentó en una de las salas del Tribunal de Justicia con una gorra negra sobre la cabeza y un tapabocas del mismo color en el rostro, y deberá donar a un centro médico de Asunción y a otro proyecto social una suma de 90 mil dólares en concepto de "reparación"

Roberto, que también fue imputado en el mismo caso, pagará 110 mil dólares, y además comparecer cada cuatro meses, y durante dos años, ante las autoridades judiciales de Brasil.

Aunque Ronaldinho podrá viajar a cualquier país del mundo, deberá notificar a las autoridades cuando cambie su residencia permanente.

Ver más: VICTOR LINDELOF SALVÓ A UNA ANCIANA DE 90 AÑOS DE SUFRIR UN ROBO