Romelu Lukaku tiene las horas contadas en Italia según información desde el mismo país afirmando que el acuerdo es total entre clubes.

Chelsea abonará 115 millones de euros al Inter por los servicios del goleador belga. 

Aunque ‘Big Rom’ confesó hace unas semanas que estaba muy feliz y no tenía planes de salir, la oferta del conjunto ‘Blue’ fue irrechazable.

El delantero ganará 12 millones de euros netos anuales y firmará contrato una vez realizadas las pruebas médicas. 

La búsqueda de Roman Abramovich y Thomas Tuchel por un delantero matón llegará a su fin con el regreso de Lukaku a Stamford Bridge.

Aunque anotó 129 goles y asistió en 42 ocasiones en su paso por la Premier League con Everton y Manchester United, tiene cuentas pendientes con Chelsea.