Rob Gronkowski, ala cerrada de Tampa Bay Buccaneers hizo historia al atrapar un pase desde un helicóptero.

“Regresó a Arizona e hizo su última captura un récord mundial con la captura de mayor altitud a 600 pies”, escribió la cuenta de Twitter de la NFL. 

El multicampeón de Super Bowl solamente necesitó de tres intentos para quedarse con el ovoide.

El acontecimiento de recibir el balón a 183 metros de altura fue en el centro del campo de juego de la Universidad de Arizona.

Ver más: JOSÉ ALTUVE DIO POSITIVO EN PRUEBA DE COVID-19