River Plate, campeón de la Copa Bridgestone Libertadores, cayó eliminado ante el Independiente del Valle que, pese a perder por 1-0 en Buenos Aires, avanzó a los cuartos de final, instancia en la que se citará con el Pumas.

El equipo ecuatoriano resistió el asedio permanente de la formación argentina a partir de su guardameta Daniel Librado Azcona, la figura del encuentro cuya soberbia presentación entre los tres palos impidió una derrota mayor que la establecida por el gol de Lucas Alario al minuto 79.

Independiente del Valle había ganado por 2-0 en la ida.

En la próxima fase, Independiente del Valle se medirá con los Pumas mexicanos, que ayer eliminaron al Deportivo Táchira venezolano