Rio Ferdinand ha hablado en distintas ocasiones sobre sus problemas con la bebida cuando era jugador en activo, sobre todo en su etapa con el West Ham; sin embargo, en los ultimos días ha hecho una importante revelación al respecto, afirmando que un día jugó borrracho ante el Arsenal.

"Me había tomado tres brandys con refresco de cola y estaba en la sala de los jugadores. Entró un utillero y me dijo que tenía que vestirme, que estaba convocado. Tenía todavía una copa en la mano", comenzó relatando en  The Mo Gilligan Podcast.

Lo anterior se dio ante la negativa de Paulo Futre a jugar, luego de que no le fuera asignada la camiseta número '10' en la temporada 1996/97.

"Estaba en el banquillo pensando: "Por favor, no me dejes entrar, tres brandy con cola, no puedo entrar en este campo. Y luego entré", confesó Ferdinand, quien ingresó al terreno de juego en los minutos finales del encuentro.

VER MÁS: FERDINAND: "FÚTBOL, ALCOHOL Y DISCOTECAS, ASÍ VIVÍA EN AQUELLA ÉPOCA"