Richarlison, campeón olímpico con la selección brasileña de fútbol en Tokio 2020, afirmó que la Canarinha “mereció” el oro y bromeó desde la distancia con su compatriota Neymar.

“¿Estás viendo Neymar? Diciendo que si tal vez sentía la presión…. Pues agarré la camisa 10, metí goles, fui el máximo goleador de la competición… Ahora vas a tener que aguantarme”, dijo de forma irónica.

Neymar se colgó el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 tras vencer a Alemania en la tanda de penaltis.

Esa hazaña supuso entonces la primera presea dorada de la historia de la selección olímpica brasileña masculina.

Richarlison señaló además que ha valido la pena “todo el sacrificio” y anunció que se hará un tatuaje para recordar siempre el oro conseguido en el Estadio Internacional de Yokohama.

“Este grupo mereció esta conquista y ahora toca conmemorar bastante porque fue difícil. Todo el mundo está de enhorabuena”, apuntó.

“Vine aquí para conseguir ser goleador. Hice una excelente competición y me gustaría agradecer a todo el mundo, y a la comisión técnica” por el apoyo recibido, completó.