Miguel Herrera conoció el triunfo como local con sus Xolos de Tijuana, luego de que este viernes venció a Monarcas Morelia por 2-0 en el comienzo de la Liga MX, en un partido que se abrió a partir de un error arbitral.

El central Ángel Monroy decidió marcar como penal una supuesta mano de Facundo Erpen, cuando en realidad el balón le pegó en el pecho; el error fue tal, que Enrique Meza acudió a reclamar la decisión al silbante en el entretiempo.

La mala apreciación permitió que Dayro Moreno cambiase el penal por gol al minuto 45 del primer tiempo.