El exjugador del Manchester United Ryan Giggs presuntamente propinó una patada a su exnovia y la sacó desnuda de su habitación de hotel, se señaló en la corte el viernes.

Él se presentó en la corte de Manchester y se declaró inocente de un cargo de conducta controladora y coercitiva hacia su exnovia de agosto de 2017 a noviembre de 2020.

Giggs también se declaró inocente de dos cargos por agresión relacionados con un incidente ocurrido en su hogar en el área de Manchester en 2020.

Los detalles sobre la presunta conducta controladora y coercitiva de Giggs fueron leídos por el secretario de juzgado.

Giggs había negado previamente todas las acusaciones y señaló que estaba “ansioso por limpiar mi nombre”.

Sus condiciones de libertad bajo fianza fueron extendidas y tiene prohibido contactar a las dos mujeres ni acudir a una dirección en que ellas se encuentren.

Una audiencia previa al juicio fue programada para el 8 de octubre y el inicio del juicio fue fijado para el 24 de enero.

Giggs se encuentra bajo licencia de su cargo como técnico de la selección de Gales, con la cual tuvo 64 participaciones como jugador.

Anotó un récord de 963 goles con el Manchester United antes de retirarse en 2014. También es copropietario del club inglés de cuarta división Salford.