El suizo Remo Freuler, jugador del Atalanta, pidió disculpas por la tarjeta roja vista el miércoles en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League perdida 1-0 contra el Real Madrid y destacó que su equipo sigue vivo de cara al duelo de vuelta, previsto el 16 de marzo en el estadio Alfredo Di Stéfano.

“Hay poco que decir. Lo siento muchísimo y quiero pedir disculpas al equipo, a los aficionados y a todo el mundo del Atalanta. No quiero comentar la acción de la expulsión”, escribió Freuler en su cuenta de Instagram.

“Seguimos vivos gracias a los chicos, que hicieron un gran partido ayer (por el miércoles) con diez. Estoy seguro de que en Madrid haremos un grandísimo partido”, agregó.

Freuler, centrocampista defensivo del Atalanta, fue expulsado con una severa roja directa en el 18 por derribar al francés Ferland Mendy cuando este iba a encarar la portería rival.

El árbitro, el alemán Tobias Stieler, consideró que se trataba de ocasión manifiesta de gol, aunque su medida pareció excesiva.

Así lo consideró el técnico del Atalanta, Gian Piero Gasperini, quien arremetió duramente contra el colegiado por “no entender el fútbol” y la prensa italiana, que definió como un “robo” el triunfo del Real Madrid.