WWE dio de baja a varios luchadores como parte de los recortes presupuestarios por la pandemia de coronavirus.

Karl Anderson, Luke Gallows, EC3, Rusev, Lio Rush, Drake Maverick, Heath Slater, Eric Young, Curt Hawkins, Aiden English, Sarah Logan, Erick Rowan, Mike & Maria Kanellis, Primo, Epico, Zack Ryder y No Way Jose fueron las superestrellas separadas de la empresa.

Las medidas surgieron a pesar de que WWE recibió la autorización para seguir transmitiendo en vivo gracias a que el gobernador de Florida Ron DeSantis calificó de "servicio esencial" el trabajo de la promotora.

Entre las acciones tomadas para recortar los gastos y mejorar el flujo de efectivo se encuentran reducir los salarios de ejecutivos y miembros de la mesa directiva, disminuir los costos de operación, rebajar las erogaciones en talento, personal y consultores externos, así como postergar gastos de la edificación de la nueva sede de la empresa en los siguientes seis meses.

La WWE también se deshizo de Kurt Angle, quien fungía como productor luego de perder su lucha de despedida ante Baron Corbin, y del réferi Mike Chioda, quien formaba parte de la compañía desde 1989.

Ver más: WWE CONFIRMÓ POSITIVO DE COVID-19 EN EMPLEADO TRAS WRESTLEMANIA 36