Las pruebas realizadas a Eden Hazard confirman el peor de los
pronósticos tras caer lesionado en el Ciutat de Valencia y sufre “una fisura en el peroné distal derecho”, que le obliga
nuevamente a parar tras estar tres meses alejado de los terrenos de
juego.

El Real Madrid informó del resultado de las pruebas
médicas realizadas el domingo a Hazard, que mostraron la gravedad de una
lesión que deja a Zinedine Zidane sin su estrella en el tramo decisivo
de la temporada.

“Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro
jugador Eden Hazard por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha
diagnosticado una fisura en el peroné distal derecho. Pendiente de
evolución”, reza el parte difundido por el club.

Después de estar
83 días de baja por la contusión perimaleolar sufrida en su pierna
derecha ante el PSG en UEFA Champions League, Hazard disputó dos partidos,
ante Celta de Vigo y Levante, mostrando buen tono físico y ganando ritmo
de competición para una semana clave en la que el Real Madrid se mide a
Manchester City y Barcelona.

El Real Madrid no apunta el tiempo
de baja de Hazard, que rondará nuevamente entre los dos y tres meses en
función de su evolución en un tobillo que es su punto débil y en el que
tiene una placa de titanio de una operación pasada.

VER MÁS: FLORENTINO PÉREZ REVELÓ EL SUEÑO DE ‘VIDEOJUEGO’ QUE TENÍA REINIER

El 26 de
noviembre, cuando comenzaba a mostrar su nivel tras un periodo de
adaptación al Real Madrid y al fútbol español, Hazard cayó lesionado por
una dura entrada de su compatriota Thomas Meunier en el duelo ante el
PSG.

En esa ocasión las primeras pruebas médicas dejaron un
resultado esperanzador pero con los días su mala evolución hizo ver que
sufría algo más que una fuerte contusión. Un nuevo estudio radiológico
desveló que tenía afectado el tobillo derecho con una “microfisura
incompleta externa” de la zona perimaleolar.

El centrocampista
belga evitó el quirófano peor su proceso de recuperación fue más lento
de lo esperado. No llegó a tiempo para disputar la Supercopa de España
como se esperaba y con Zidane optando por un regreso con cautela, en el
momento en el que físicamente estuviese preparado, llegaron pasar 83
días y 16 partidos del Real Madrid para que se consumase su regreso.

El
16 de febrero finalmente regresaba como titular, ante el Celta del
Vigo, dejando buenas sensaciones en los 73 minutos que completó. Repitió
titularidad ante el Levante después de que Zidane en la víspera
asegurase con rotundidad que le veía “preparado” para los grandes
partidos que llegan y a los 67 minutos se marchó con claros síntomas de
dolor y una cara que mostraba la gravedad de su lesión.

El
contratiempo se ha confirmado para Zidane, que tendrá que buscar nuevas
variantes ofensivas sin su referente que estará ausente en la parte
decisiva de la temporada y podría regresar para el último tramo y para
disputar la Eurocopa 2020 con Bélgica tras un primer año como madridista
marcado por las lesiones de tobillo.