Eden Hazard no será intervenido por las lesiones musculares que ha encadenado y han impedido que tenga continuidad esta temporada en el Real Madrid, siguiendo el consejo de los médicos del club, que apuestan por un tratamiento para recuperar su último percance en el psoas y que regrese en plenitud de condiciones para la recta final de la temporada.

El Real Madrid asegura que no tiene ninguna base científica que sostenga que las lesiones musculares de Hazard se deban a la placa que tiene en el tobillo operado, según informaron a Efe fuentes del club.

Los médicos de la entidad madridista descartan que las diez lesiones musculares que ha sufrido el centrocampista belga desde su llegada, sean consecuencia de malos apoyos por falta de confianza provocada por la rigidez de la placa que tiene insertada en su tobillo derecho.

Para el club, la clave está en cumplir los plazos de recuperación y que Hazard no regrese a los terrenos de juego hasta que no tenga el alta competitiva.

El plan de recuperación para su lesión de psoas, le tendrá de nuevo un mes alejado de los terrenos de juego, después de haber regresado ante el Elche disputando los quince últimos minutos de la última jornada liguera.

El futbolista se encuentra en Madrid, acudió a la ciudad deportiva de Valdebebas, tras tener permiso de Zinedine Zidane el martes para no acudir a presenciar el partido ante el Atalanta en el estadio Alfredo di Stéfano.

EFE