RB Leipzig recibió al Paris Saint-Germain en acción de la tercera jornada del Grupo H de la UEFA Champions League. 


Los alemanes buscaban sobreponerse a la sorpresiva derrota 5-0 ante el Manchester United, mientras que los parisinos, sin Neymar por lesión, el ganar por segunda semana consecutiva.

Además de los tres puntos, el ganador del partido se uniría a los ‘Red Devils’ en la cima del grupo, ambos con seis unidades.

Los semifinalistas de la pasada UEFA Champions League comenzaron con el pie izquierdo. Al 5’, Dayot Upamecano perdió el balón intentando salir desde la defensa y regaló la posesión a Moise Kean.

El italiano luego asistió a Ángel di María con un sutil toque, y el argentino definió ante la salida de Péter Gulácsi.

Dos minutos después, Keylor Navas demostró porqué es uno de los mejores porteros del orbe. Una jugada iniciada por Emil Forsberg por lado derecho cayó en pies de Nordi Mukiele. 


El francés mandó un centro hacia Amadou Haidara, que falló un remate de quemarropa gracias a la parada del tico.

La noche de Upamercano empeoró al 15’, cuando en un intento por detener a Kean cometió penal al tocar el balón con la mano. Di María, con un 2-0 lapidario como posibilidad, se acercó para cobrar pero Gulácsi detuvo al lanzarse hacia la derecha. 

A instantes de irse al medio tiempo, Forsberg comandó una nueva ofensiva de los ‘Toros’, que buscaban empatar el partido en su propio estadio.

El sueco centró el balón por izquierdo para Christopher Nkunku, que definió cruzado con la pierna derecha.

El tanto significó un alivio para el francés, que hizo todo el proceso desde fuerzas básicas con el PSG, pero que salió para Alemania en el 2019.

La primera alarma para el Leipzig en la segunda mitad fue cortesía de Forsberg, que se internó desde la banda izquierda, dejando plantado a Danilo Pereira, pero su disparo se fue por arriba del arco visitante. 


Instantes después, un centro de Angeliño por banda izquierda tocó la mano de Presnel Kimpembe dentro del área de ‘Les Parisiens’. El árbitro cobró penal, mismo que convirtió Forsberg para el 2-1.

Al 69’, el PSG se quedó con diez hombres tras la expulsión de Idrissa Gueye por doble amarilla. Sin Neymar, los parisinos debían escalar una montaña para empatar el partido. Por si fuera poco, Kimpembe se fue expulsado al 94' por doble amarilla.


La ofensiva de los franceses no fue suficiente para anotar su segundo gol de la noche, por lo que la derrota los coloca en el tercer puesto del Grupo H, mientras que los alemanes suben a segundo. 


Resultado final: RB Leipzig 2-1 PSG. El próximo partido entre ambos clubes será en París, el 24 de noviembre.