Raúl Jiménez: Un penalti transformado por Dele Alli alargó la racha del Tottenham que salió con los tres puntos del Molineux Stadium tras vencer al Wolverhampton (0-1), en el estreno en el presente curso de Harry Kane.

El capitán de los ‘spurs’, que decidió quedarse al margen de los planes de su equipo ante una eventual salida del club y que no fue ni convocado al partido contra el Manchester City de la primera jornada, jugó los últimos veinte minutos del choque. Al final del partido acudió a aplaudir a los aficionados londinenses desplazados a Wolverhampton.

Volvía Nuno Espirito Santo a la que fue su casa en las últimas cuatro temporadas. Ahora como visitante, como responsable del Tottenham, con el que cuenta por triunfos sus partidos.

Salió victorioso el preparador luso porque a los nueve minutos, una falta del meta Jose Sa fue sancionada como penalti. Dele Alli marcó. El gol supuso el triunfo.

Raúl Jiménez: Los Wolves intentaron reaccionar pero el Tottenham jugó con orden y pudo ampliar su renta. En el minuto 72, Espirito Santo, que dejó otra vez sin minutos al español Bryan Gil, dio entrada a Kane, que estuvo en el banquillo. Ocupó el lugar del coreano Heung Min Son. Fue la reconciliación del capitán con su equipo de toda la vida. 

TE PUEDE INTERESAR: Gerard Piqué: Barcelona anunció la lesión de su defensa central