El mexicano Raúl Jiménez es el arma más reconocible de un Wolverhampton Wanderers que llega a estos dieciseisavos contra el Espanyol como uno de los ‘tapados’ de la competición y uno de los bloques más sólidos de la misma.

A ello ha contribuido la influencia del agente Jorge Mendes, que ha nutrido de jugadores de su nómina el equipo desde que hace un par de años militase en el Championship (Segunda división inglesa).


El ascenso del club del norte de Inglaterra ha provocado que en un año pasaran de estar en Segunda a meterse en Europa.

Firmaron a jugadores importantes como Joao Moutinho y Ruben Neves y se trajeron en calidad de cedidos a otros como Jonny Otto y Raúl Jiménez, cuyo desempeño terminó con el Wolves cerrando ambas contrataciones.

El bloque se ha movido poco y sigue siendo reconocible el equipo que hace dos años ascendió a la Premier, con algunos refuerzos llegados la pasada campaña.

Es el caso de Rui Patricio, que defiende la portería sin apenas oposición y vistiendo el dorsal número once, en honor a Carl Ikeme, exportero del equipo que sufrió leucemia.


La defensa la conforma normalmente un esquema de cinco jugadores. Tres centrales como el capitán Conor Coady, Ryan Bennet y Willy Boly, y dos carrileros largos como Jonny Otto y Matt Doherty. Nuno Espirito Santo, entrenador del Wolves, maneja varias alternativas en estas posiciones y puede utilizar a Adama Traoré como lateral o incrustar a Leo Dendoncker como central.

En el medio hay dos jugadores indiscutible. Neves y Moutinho se erigen como las brújulas del equipo. Por ellos pasa todo el juego del equipo y, junto a alguien más defensivo como suele ser Dendoncker, nutren de balones a la pareja de arriba.

Jiménez y Diogo Jota son los atacantes preferidos de Nuno. El mexicano está en el mejor momento de su carrera y esta temporada ha anotado 15 goles en 28 partidos, además de repartir ocho asistencias. Junto a él está el pequeño y rápido Jota, que ha contribuido con nueve dianas a la producción goleadora del equipo.

Esta quizás es la parte que más resiente si no está alguno de estos futbolistas, puesto que Patrick Cutrone, el otro ‘nueve’ que maneja Nuno apenas ha marcado tres tantos esta temporada.