La situación actual del Manchester United no ha mejorado desde la llegada de Ralf Rangnick y se ubican en séptimo lugar de la Premier League.

Por tanto, la directiva ‘Red Devil’ habría dado luz verde al estratega alemán para reforzar el mediocampo en enero.

Los dos nombres que han sonado con fuerza son Rúben Neves y Boubacar Kamara.

El club inglés estaría dispuesto a gastar 35 millones de euros a cambio del volante de Wolves o Marseille, respectivamente.