Sergio Ramos transmitió su dolor luego de la eliminación de la Furia ante Italia en los octavos de final de la Euro 2016.

"Es un golpe duro para todos y toca estar unidos y pasar página. Es una pena irse con esta selección. Nos queda la sensación de poder haber llegado más lejos, pero no hay que quitar mérito a Italia, que nos ha jugado muy bien.”

Cuando se habló sobre un cambio generacional en la selección, el jugador del Real Madrid dijo lo siguiente: "Con una bolsa de papas y desde el sofá es fácil hablar. Yo no sé si hay que cambiar o no porque hay jugadores con 35 años jugando en otras selecciones. Cuando se pierde, cuanto menos se hable mejor".

Sergio Ramos ahora solo se enfocará en la Copa del Mundo de Rusia: "Está claro que hay que estar convencidos para el Mundial porque hay selecciones favoritas y nosotros estamos para medirnos a las mejores y hacer un buen papel".