Uno de los traspasos más polémicos en la historia del fútbol mexicano se dio para el Verano 99, cuando Ramón Ramírez pasó de Chivas al América.

Ha pasado más de una década desde dicho movimiento, y el ex futbolista no lo olvida; así que compartió lo que se vivió tras las bambalinas de las oficinas del Guadalajara.

"A mí nunca me consultaron; en ese momento a los que estaban de directivos les dije que se frenara", mencionó en esta segunda parte de la entrevista con Fernando Schwartz.

Sumando que "a las directivas siempre les argumenté que un jugador consolidado y que haya sido un referente, no podía negociarse al acérrimo rival. Lo hice en su momento, pero aún así me dijeron que el contrato ya estaba hecho".

Para Ramón Ramírez, es por una cuestión de respeto: "Y no es por ofender al americanismo, pero le estoy dando el valor que merecen ellos, como a la gente de Chivas".

Y es que el zurdo no ve positivo que los futbolistas vistan las dos camisetas: "Un jugador que se identifica con los colores de Chivas o América creo que forman parte de la historia, entonces si ese jugador no interesa al club, lo ideal es que pueda salir a otra institución que no fuera al archirrival".

Ante ello, lamentó que Amaury Vergara no estuviera en esos tiempos; quien en hace unos días mencionó que bajo su dirección no fichará a jugadores de América con Chivas.

"¿Cómo no apareció cuando yo estaba?", mencionó entre risas.

Agregando que "no es lo ideal, pero lo que más me da gusto en la actualidad es que por lo menos al jugador ya le creen más en su voluntad, a diferencia de nuestras épocas".

Así que coincide con la postura del Presidente de Chivas: "Si un directivo decide por respeto a la afición no intercambiar jugadores, me parece fabuloso".

Por lo que puso el ejemplo de Oribe Peralta, último en pasar de un equipo a otro: "Por eso respeto lo de él; no estoy de acuerdo que haya pasado de América a Chivas, pero sí valoro que le preguntaron al jugador y el dijo que sí quería ir".

MIRA LA ENTREVISTA QUE REALIZÓ FERNANDO SCHWARTZ: