El futbol es así y nada está definido hasta que el árbitro silba el final.

Esta frase no pudo quedar mejor ejemplificada que con la Final de Vuelta entre Monterrey y Pachuca donde los Tuzos pudieron alzar la copa gracias a un error de Rayados y un gol de último minuto de los de la Bella Airosa.

¿Existe algún culpable en Monterrey? 

Los expertos de La Última Palabra analizan a detalle los momentos que pudieron haber cambiado el rumbo del partido.