Yannick Carrasco igualó la Final de la UEFA Champions League en el minuto 79 y celebró de una manera diferente.

El atacante del Atlético de Madrid corrió hacia una de las orillas para encontrarse con su novia Noemie Happart y festejó el 1-1 con un beso