En la victoria de Udinese por 3-1 sobre Atalanta, el francés Seko Fofana hizo uno de los mejores goles de la fecha.

El volante del bianconeri recibió el balón en la esquina izquierda del área y con una simpleza poco vista, sacó el remate y colocó la pelota en el ángulo del segundo palo del arquero Sportiello que nada pudo hacer para evitar el tanto.

¡A PURA POTENCIA! DUVAN ZAPATA PUSO EL PRIMERO DE UDINESE

KURTIC LO EMPATÓ CON UN GRAN CABEZAZO

THEREAU LIQUIDÓ LA HISTORIA DE CONTRAGOLPE

¡No te pierdas este increíble gol!