Ya no se ve tan terrible como parecía en un principio. Si de todas maneras Pumas iba a perder el partido, mejor hacerlo por 2-1 como ocurrió en la cancha de Independiente del Valle.

Recibir dos goles a cambio de anotar uno será mucho mejor que perder por 1-0.

El gol de visitante cuenta en la Copa Libertadores como factor de desempate. Universidad se llevará desventaja de uno en el marcador, pero con una anotación en patio ajeno, además de la oportunidad de cerrar la llave en como local en Ciudad Universitaria. Es decir que un triunfo de 1-0 le da la calificación, el 2-1 la definición en penales y cualquier otro triunfo por un gol lo elimina.

Pero no es un resultado condenatorio si se toma en cuenta que la desventaja llegó a ser de dos goles contra un club que se ha vuelto intratable en casa.

Ese gol de descuento de Fidel Martínez cambió el panorama a futuro para el equipo mexicano y lo ánimo mucho en un partido en el cual tuvieron muchas opciones de empatar.

Pero estos fueron los goles:

  • 1-0: José Angulo (42’)
  • 2-0: José Angulo (55’)
  • 2-1: Fidel Martínez (73’)

El equipo ecuatoriano estuvo a punto de salirse con la suya (como pasó en octavos de final contra River Plate), pues su rival estuvo fallando cuando ocasión se le presentaba frente al arco por más calara que pareciera. Uno de los más hechizados fue Matías Britos, quien en el primer tiempo tuvo un balón servido frente al arco y sin defensas que mandó por un lado.

También en el complemento tuvo la suya al rematar un balón casi sin ángulo que rebotó en el travesaño y dejó fuera de combate a la zaga local para que Fidel Martínez aprovechara el rebote y rematara con toda potencia para darle la “alegría” del 2-1 a Universidad.

Las opciones no dejaron de llegar, pero la cosa fue que Pumas tuvo una de esas noches de muchas llegadas y demasiadas fallas. Pero, impulsado a dejar atrás su mala suerte, se dejó ir al frente para sacar un empate que creyeron posible y eso también dejó en peligro su portería.

Pumas no ha sacado más que victorias en casa y en la pasada serie fue capaz de remontar el 1-0 en Táchira para resolverlo todo en Ciudad Universitaria con un 2-0.

Lo que hace un gol… Por eso lo festejaron de tal forma. Ahora, pese a la adversidad parece que Pumas tiene la situación en su terreno favorito para avanzar a semifinales.