Israel propinó la primera sorpresa del Clásico Mundial de Beisbol, quienes se impusieron 2-1 a Corea del Sur.

La novena israelí necesitó de extra innings para ganarle a los anfitriones, que parten como favoritos en el Grupo A.

La pizarra se inauguró en la segunda entrada, cuando Tyler Krieger recibió una base por bola, y así llevar a la registradora a Nate Freiman; mientras que los surcoreanos igualaron el tanteador en el quinto rollo con un sencillo de Geonchang Seo y que se llevó por delante a Kyoung-min Hur.

El héroe de Israel fue Scott Burcham, quien en el décimo episodio sacó un hit para remolcar a Mike Meyers, y así silenciar el Gocheok Sky Dome.

La siguiente jornada en el Grupo A será el día martes, donde Israel enfrentará a Taiwán; mientras que Corea del Sur chocará ante Holanda.