A dos meses y medio de que comiencen los Juegos de Rio 2016, la selección mexicana Sub-23 no ha definido sus refuerzos para su intento de refrendar el título logrado en Londres.

Uno de los nombres que se acerca a confirmarse es el de Andrés Guardado, el jugador del PSV Eindhoven que negocia su permiso con el club de la Eredivisie.

“Es una buena noticia y al final, como siempre he dicho, ya nos emocionaremos cuando se haga oficial. Mientras el caso ahí sigue y esperemos que Andrés logre esa negociación bien y se afirme”, dijo Raúl Gutiérrez, el técnico del Tri Olímpico.