"Tenemos que estar a la altura de nuestro apodo de 'Tigres de Asia' y demostrar que no somos un equipo contra el que resulte fácil jugar", afirmó Jo Hyeon-woo, guardameta del Ulsan Hyundai, rival del Tigres en los cuartos de final del Mundial de Clubes de Catar, que se disputará el jueves.

El encuentro entre el campeón asiático y el de la CONCACAF abrirá el torneo en un duelo de 'Tigres'. El vencedor se medirá en semifinales al Palmeiras brasileño, ganador de la Copa Conmebol Libertadores. 

El apodo del conjunto surcoreano se debe a que cuando fue presentado el club, en 1983, fue denominado Hyundai Horang-i, 'tigre' en coreano.

"Tenemos que ser más fuertes que el rival. Nuestros once jugadores se componetran muy bien como equipo y vamos a desplegar un futbol apasionante dentro del campo", apuntó el portero.

VER MÁS: NAHUEL GUZMÁN RESPALDA A GUIDO PIZARRO: "VAMOS A REPRESENTAR SOLAMENTE A TIGRES"

Yoon Bitgaram, mejor jugador de la Liga de Campeones de Asia, consideró que su éxito en el torneo continental se debió también a que los jugadores se "divirtieron jugando juntos", lo que dio una "energía positiva" y les permitió "rendir tan bien".

Para el central Kim Keehee "llevar el estandarte de la K-League y representar al Ulsan Hyundai en un torneo selecto, que solo llegan a jugar muy pocos equipos del mundo" es "muy emocionante" y por ello se están divirtiendo preparándose.

En este sentido, el centrocampista Won Dujae también expresó que "no es una competición a la que pueda ir cualquiera", porque "solo participan los mejores de cada región", así que aseguró que participar en el Mundial de Clubes "es un gran honor", por lo que tendrán que rendir a su mejor nivel.

"Todos los jugadores tienen la misma meta: llegar hasta el final. Pero en primer lugar queremos ganar nuestro próximo partido, hasta entonces no pensaremos en el objetivo global", añadió.