Parece que el debut del Inter de Miami en la MLS no será como el tono de su uniforme: rosa.

La oficina de patente de marcas en Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) ofreció su primera resolución, que no resultó en favor del equipo de David Beckham. 

El Inter de Milán demandó a Miami (2019) para que cambiara su nombre, ya que utiliza “Inter”, una marca registrada por el equipo de la Serie A. 

El veredicto de USPTO desestimó la justificación sobre “un posible riesgo de confusión”, estipulado en la ley de marcas. 

Ahora, Inter de Miami tendrá que justificar mejor su argumento para poder mantener su nombre; de lo contrario, tendría que modificar su distintivo, lo que implicaría la pérdida en mercancía, publicidad y la imagen del estadio.