Desde la muerte de Diego Armando Maradona esta semana, los homenajes en honor al histórico jugador argentino no han parado. 


Aficionados se juntaron afuera del Estadio San Paolo previo al partido de la UEFA Europa League del Napoli ante el HNK Rijeka, llorando, aplaudiendo y celebrando la vida de Maradona.

Dentro del estadio, los jugadores salieron al campo portando una camiseta especial con el ‘10’ de Maradona y con el apellido del astro argentino en su dorsal.

Siguiendo el mismo tono, ahora fue Dimitri Payet quien reconoció al Diego, tras su gol ante el Nantes. Con el partido 1-0 favor el Olympique de Marseille, Payet impactó de primera intención un centro desde la banda derecha, así concretando el segundo gol en el marcador.

El francés salió disparado a celebrar, primero chupándose el dedo como bebé y luego gritando con pasión hacia la cámara, de forma similar a como hiciera Maradona ante Grecia en el Mundial de Estados Unidos 1994.

Minutos después, Darío Benedetto convirtió una pena máxima para el 3-0, y también mandó una dedicatoria con el nombre de Maradona. 

El exjugador del América mostró diez dedos a la cámara, en honor al dorsal del argentino, y luego apuntó a una manta con el nombre del campeón del mundo en México 1986. 

El día que falleció el ícono, clubes en Argentina apagaron las luces de sus estadios para recordar a su hijo pródigo. Boca Juniors, el equipo del alma del ‘Diego’ apagó todas sus luminarias menos una: la del palco de Maradona. 

TE PUEDE INTERESAR: La haka de All Blacks en homenaje para Diego Maradona que eriza la piel