"Coudet me reconoció el futbol mexicano con un estilo dinámico, pero también fue sincero al decirme que era difícil, sobre todo en el entorno, que me tengo que adaptar rápido y trabajar duro, así que vengo con esa intención", apuntó.

Fernández, nacido en la provincia de Santa Fe, se inició en Boca Juniors, aunque se convirtió en un jugador destacado en Godoy Cruz donde estuvo del 2015 al 2018. Racing le pescó para convertirlo en su medio de recuperación y brilló en el último torneo.

Contó que aún no ha tenido contacto con su nuevo entrenador, Pedro Caixinha o sus compañeros, pero piensa de manera positiva.

"Estar acá es un paso importante para mi trayectoria y trabajaré duro para tener un gran torneo. Mi posición natural es la de contención en el medio campo; sin embargo, dependiendo de las necesidades del técnico, me puede ocupar más hacía las bandas o para generar ataque", explicó.

El argentino, de 27 años, dijo que esta nueva etapa en México le ayudará a acrecentar su nivel pues es una liga que cuenta con muchos extranjeros que representan a sus selecciones en competencias internacionales.

"Traté de ver la liga mexicana cuando estaba en Argentina y creo que es bueno, con nivel competitivo y de exigencia alto porque tiene a jugadores de talla internacional que asisten con sus selecciones a diferentes partes del mundo, entonces eso implica alta demanda física y técnica, vengo positivamente a darlo todo", finalizó.