Mauricio Pochettino, admitió que “siempre es algo malo” la baja de un jugador como Neymar, que estará de seis a ocho semanas alejado del campo por una lesión de ligamentos en el tobillo izquierdo.

“Me siento triste por la situación. Perder a un jugador como Ney durante tantas semanas siempre es algo malo para cualquier equipo, en este caso para nosotros. Ver a un jugador sufrir, un jugador que ama jugar al fútbol, siempre es difícil”, dijo el argentino.

El delantero brasileño tuvo que salir en camilla del campo en el minuto 87 después de una entrada de Yvann Maçon, del Saint-Étienne.

“Como entrenadores siempre tenemos que estar buscando soluciones y tratando de darle al equipo ese equilibrio que siempre tiene que tener. No pensamos en suplantar a Neymar, sino en buscar soluciones, para tener un buen rendimiento y resultados positivos”, añadió.

“Tener periódicamente estos problemas de no poder presentar un equipo más estable partido tras partido siempre es algo que todo cuerpo técnico, todo club, no desea. Creo que es un desafío gigante, enorme para nosotros, y creo que eso nos hace crecer como cuerpo técnico, como equipo”, dijo.

Recalcó, no obstante, que esto no cambia su hoja de ruta futbolística: “Los principios del equipo van a estar ahí más allá de los nombres. No veo ningún tipo de problema en seguir desarrollando el juego que planteamos al inicio de temporada”.

“Tenemos una línea defensiva increíble. Estoy muy contento con todos los jugadores y añadir a Sergio Ramos es mejorar la situación”, concluyó.