El defensor del Barcelona Gerard Piqué se mostró “contento y orgulloso del equipo” tras la victoria (0-2) en el campo del Sevilla, ya que los culés venían de encajar “golpes duros” y se han “sabido levantar” para “demostrar que” siguen “vivos”.

“El miércoles plantearemos batalla. Si el miércoles le damos la vuelta al 2-0 (en la Copa), la temporada cambia”, afirmó el central catalán con respecto a la vuelta de la semifinal copera, en la que el Barcelona debe remontarle al Sevilla.

Piqué, en declaraciones al término del encuentro, restó importancia a su cambio, ya que había “hablado con el cuerpo técnico” para “ir aumentando la carga” de minutos tras reaparecer después de su lesión de rodilla, por lo que “había pactado el que jugaría hoy”.

El central blaugrana consideró que “hay Liga, se han visto cosas peores” sobre la remontada que necesita el Barcelona para proclamarse campeón, “aunque la situación no es idílica”, y destacó que “el Sevilla no ha creado hoy ocasiones, no han tirado a puerta”.

Ver más: ANDRÉ-PIERRE GIGNAC, ¿UN TUERTO EN TIERRA DE CIEGOS? ¡EL DEBATE EN LUP!

mo