El central azulgrana Gerard Piqué dijo que lo vivido en
Lisboa “es una vergüenza" y que "el club necesita cambios
estructurales”, justo al finalizar la histórica debacle ante el Bayern
de Múnich en los cuartos de final de la UEFA Champions League (2-8).

“El
club necesita cambios. Y no hablo sólo del entrenador y de los
jugadores. El club necesita cambios de todo tipo. Nadie es
imprescindible. Yo soy el primero que me ofrezco a dejarlo si es
necesario. Ahora sí que hemos tocado fondo”, añadió en declaraciones al término del partido.

Además, explicó: "Fue un partido horrible y tenemos
una sensación nefasta. Es una vergüenza, no se puede competir así. Y no
es la primera, ni la segunda ni la tercera vez. Es muy duro y espero que
sirva de algo”.