Miguel Herrera lamentó que la FIFA interprete como un insulto homofóbico que merece sanción una expresión que en México es parte del “lenguaje coloquial”, pero pidió a los aficionados prudencia para evitar mayores problemas.

“En la FIFA han tomado como si realmente fuera un insulto el grito y en México no lo es como tal. Nosotros lo usamos para cualquier cosa ese adjetivo: saludamos a un amigo y así le decimos, lo usamos en el lenguaje coloquial”, explicó el entrenador del Tri.

La FIFA ha sancionado a la Federación Mexicana de Fútbol y la seleccción absoluta debió jugar en casa un partido sin aficionados frente a la de Jamaica, en septiembre, en el comienzo de las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial de Catar.

Herrera pidió a sus compatriotas comprender la situación y el criterio de la FIFA para evitar un castigo mayor al fútbol.

“Debemos entender como aficionados que hay un organismo al que le parece una mala expresión ese grito, que lo ven como malo. Tenemos que entender y no castigar a nuestro fútbol”, matizó.

“Es momento de ponernos la pilas y erradicar esto, que tampoco nos lleva a nada porque si fuera un insulto realmente y que el que está dentro de la cancha se molestara, estoy completamente de acuerdo, pero llegó un momento en que hasta los porteros lo hacían de broma para que saliera ese grito”, subrayó Herrera.