Tras empatar 1-1 con el Atlanta United, Philadelphia Union se ha convertido en el primer semifinalista de la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank, tras imponerse con global de 4-1.

Un primer tiempo en el que lo de Jim Curtin pagaron su falta de contundencia, ya que tuvieron dos claras en los pies de Sergio Santos y Olivier Mbaizo que no fueron capaces de cambiar por gol.

Por su parte, Atlanta United logró meterle nervio a la eliminatoria gracias al tanto de Santiago Sosa en el complemento de la parte inicial.

Previo al gol del argentino se vivieron momentos de preocupación, tras un aparatoso choque de piernas entre Kai Warner y Jake Mulraney que aparentaba una fuerte lesión del alemán, quien afortunadamente terminó retirándose del terreno de juego por su propio pie.

El complemento repitió la tónica de los primeros 45 minutos, con un Philadelphia Union que creo hasta tres jugadas claras para marcar, pero sin lograr darle dirección de portería al esférico o encontrándose con el travesaño.

Sin embargo, cuando el partido entrab en sus últimos compases, Kacper Przybyłko por fin encontró el tanto del empate que no hizo sino sellar el pase a semifinales.

De esta forma, Philadelphia Union se coloca en la antesala del duelo por el título de la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank, a espera del vencedor entre América y Portland Timbers, que este miércoles se enfrentan en la cancha del Estadio Azteca.