El mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez (Red Bull) restó trascendencia a la posición en la parrilla de salida del Gran Premio de Estados Unidos, en la que partirá desde la tercera plaza, porque es “una carrera muy larga” y debe estar pendiente de la degradación de los neumáticos.

Pérez partirá tras su compañero de equipo, el neerlandés Max Verstappen, y el británico Lewis Hamilton (Mercedes).

“Hemos estado muy cerca. Es un gran trabajo como equipo, aunque desafortunadamente mi último tiempo de vuelta no ha sido bueno”, reconoció en declaraciones para la señal internacional.

El mexicano aseguró que la lluvia le afectó en el último sector, en el que perdió “un poquito de agarre en dos curvas”.

Con todo, precisó que la de este domingo es “una carrera muy larga y la posición de clasificación no es muy relevante”, porque, auguró, “habrá mucha degradación”.

Ver más: RONALD KOEMAN, EL HOMBRE SIN MIEDO PREVIO AL BARCELONA VS. REAL MADRID