Pep Guardiola aseguró que no se disculpará con los aficionados del Manchester City después de las protestas de estos por animarles a asistir a los partidos tras la entrada de 38,000 hinchas del club al Etihad el miércoles.

El técnico español comentó lo siguiente tras la goleada al RB Leipzig: “Me gustaría que más gente viniera al próximo partido el sábado. Necesitaremos más gente, porque estaremos cansados. Invito a todo el mundo a que vengan a ver el partido”.

La afición ‘cityzen’ no tomó de buena manera las declaraciones del técnico y pidieron una disculpa de su parte.

“No me voy a disculpar por lo que he dicho. No es la primera vez que lo dije, también ocurrió en el Barcelona y en el Bayern de Múnich”, dijo Guardiola en rueda de prensa.

“Cuando tenemos un partido duro, como el del Leipzig, y luego tenemos otros tres encuentros en poco tiempo seguidos, entiendo que es difícil perdir a todo el mundo que venga. Lo que dije es que necesitamos apoyo, no importa cuánta gente venga, pero les invito a que vengan y disfruten del partido porque necesitamos su apoyo”.

“Estoy completamente encantado con el apoyo que nos dieron contra el Leipzig. Nunca me he sentado aquí y he empezado a preguntar por qué la gente no viene”, añadió.

“Estamos orgullosos de lo que somos. Conozco nuestra historia. Sé que cuando estábamos en divisiones inferiores la gente viajaba a ver al equipo”, expresó.

“La gente pone palabras en mi boca que no he dicho. No tengo ningún problema con los aficionados. Si lo tuviera, me echaría a un lado. Fue un partido muy duro contra el Leipzig, vi lo difícil que fue para nosotros en el vestuario y sé que contra el Southampton también lo será. Así que pedí a la gente que venga a ayudarnos”.

“Hay gente que no entendió mis comentarios, pero estoy aquí para defender lo que dije. Cuando me equivoque, pediré perdón, pero no pediré perdón por lo que he dicho. Sé quiénes somos y me gusta la afición que tenemos”, añadió.