Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’ recibió el alta médica tras dos semanas ingresado en un hospital de Sao Paulo, y continuará el tratamiento contra el tumor de colon que se le detectó en septiembre y por el que ya fue operado.

“El paciente se encuentra estable y seguirá el tratamiento del tumor de colon, identificado en septiembre de este año”, anunció el boletín del Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde el exfutbolista de 81 años estaba internado desde la segunda semana de diciembre.

El triple campeón del mundo con la Canarinha (1958, 1962 y 1970) había acudido a la clínica para someterse a la última sesión de quimioterapia del año y, de forma complementaria, a otra serie de exámenes para conocer su estado de salud.

Pelé fue hospitalizado en ese misma clínica el pasado 31 de agosto para unos exámenes de rutina que había postergado debido a la pandemia de coronavirus y en los que le fue detectado un tumor en el colon, del que fue operado días después.

Recibió el alta tras un mes ingresado y a partir de ahí empezó un tratamiento de quimioterapia, al cual, según los médicos, reaccionó de manera “satisfactoria”.

Como en aquella ocasión, Pelé ha dejado algún mensaje en sus redes sociales.

“La foto sonriente no es en vano. Como les prometí, pasaré Navidad con mi familia, volveré a casa. Gracias a todos por sus lindos mensajes”, escribió.

La salud de Pelé se ha visto deteriorada en los últimos años debido a problemas en la columna, la cadera y la rodilla que han reducido su movilidad y le han obligado a pasar por el quirófano, además de sufrir algunas crisis renales.

EFE